Saltar al contenido

Liderazgo

Hoy llevo todo el día dándole vueltas al concepto de liderazgo.

¿El líder nace o se hace? ¿Cómo ser un buen líder? ¿Cómo ganarse el respeto de aquéllos con los que tienes que trabajar?

Hace tiempo, en un sábado de compras en un hipermercado me puse a ojear unos libros que había en oferta, me llamó la atención uno titulado “Cómo ser un buen líder” escrito por un General de la U.S. Army antiguo director de la famosa academia militar de West Point. Yo en esa época no es que estuviese muy interesado en la gestión, aún me quedaban un par de años para finalizar mis estudios, pero mientras esperaba a mi madre y mi hermana me pareció un libro interesante para leer durante la espera.

El general entremezclaba la teoría del liderazgo con sus propias vivencias en el ejército y hubo un tema que llamó mi atención: ¿Cómo demostrar qué se es un líder?. Realmente era una pregunta interesante que el general ilustraba con una curiosa historia:

Contaba el general que cuando tenía el grado de teniente lo destinaron a una compañía de ingenieros, en la Alemania de la posguerra, encargada de la reconstrucción de puentes destruidos durante la contienda. A pesar que era el encargado de dirigir a su compañía, teniendo en cuenta los plazos comprometidos, decidió colaborar con sus hombres y se subió a una excavadora y se puso a trabajar como un soldado más; pero entonces el coronel que mandaba el batallón de ingenieros realizó una inspección sorpresa a las obras. Lógicamente el coronel pidió ver al oficial que estaba al mando de aquella compañía y uno de los soldados señaló hacia la excavadora, en la que había un “sucio soldado”.

El teniente se bajó de la excavadora y se cuadró ante el coronel; éste se quedó algo perplejo al ver al oficial tan sucio y le increpó, no sólo por la suciedad de su uniforme (indigna de un oficial) sino por haberse rebajado a trabajar como si fuese un soldado más, ya que al tener el grado de teniente podía haberse dedicado exclusivamente a dirigir la obra desde el puesto de mando.

El general usaba esta anécdota para llevar al lector a la siguiente reflexión: ¿Debe el líder trabajar codo con codo con sus subordinados o dirigir desde la distancia? ¿Cómo dar órdenes sobre algo que no se sabe hacer?

La respuesta, según el general y en la que yo también estoy de acuerdo, era bastante clara, la única forma de ganarse el respeto de los que trabajan contigo es demostrar que eres capaz de trabajar codo con codo con ellos, como uno más y que además sabes perfectamente hacer lo que les estás mandando.

Esta aproximación al liderazgo es interesante, sobre todo cuando se escucha que cuando se adquieren responsabilidades de gestión se debe abandonar cualquier contacto con la “trinchera”.

Quizás a este libro, en aquel tiempo, no le vi la utilidad suficiente y no lo compré, pero esa anécdota del general quedó grabada en mi mente, e intento que ese sea mi estilo de trabajo.

Colin Powell, el ex-secretario de estado de los U.S. y general retirado de la U.S. Army, también ha publicado un libro sobre el liderazgo de equipos y entre los puntos clave para liderar equipos podemos encontrar:

“Los verdaderos líderes son los que se ensucian con sus hombres, los que trabajan con ellos codo con codo. Las personas siguen a otras que demuestran habilidad, pericia, que son resolutivas, trabajadoras y tenaces, que se preocupan del grupo y de sus compañeros. Si un líder cumple estos requisitos no necesitará cargo alguno. Si no los cumple, no habrá título que le otorgue el liderazgo”.

Parece que el General Powell también coincide con el ex-director de la academia militar de West Point, una de las características básicas del buen líder es la del trabajo codo con codo con sus hombres, hacer las cosas a distancia sin ensuciarse es algo que no crea vínculos de unión con el equipo, no fomenta el conocimiento ni el respeto mutuo y se consigue un estilo, según la clasificación de Hay Group, de liderazgo Coercitivo que no es nada recomendable.

En el ancestral Sun Tzu, El Arte de la Guerra (400 A.C.) encontramos lo siguiente:

“Liderazgo es cuestión de inteligencia, integridad, humanidad, valor y autoridad, si bien confiar sólo en la inteligencia produce una actitud de rebeldía. El ejercicio exclusivo de la humanidad acaba en debilidad. Aferrarse sólo a la integridad tiene como consecuencia la insensatez. La dependencia de la fuerza del valor acaba en la violencia. Una excesiva severidad de mando tiene como una consecuencia la crueldad. Cuando se poseen las cinco virtudes juntas, cada una adecuada a su función, se puede ser un líder militar”

En el cine también se ha tratado el tema del liderazgo, como por ejemplo en la genial Doce Hombres sin piedad, Marea Roja (además de tratar maravillosamente los problemas de la cadena de mando), K-19, Qué Bello es Vivir, El Puente sobre el Río Kwai, entre otras…

Volviendo a las preguntas del inicio, el buen líder se puede hacer, sólo hay que conocerse uno mismo y corregir algunas pautas que nos alejan de lo que debe ser el guía de un equipo, volviendo al “Arte de la Guerra”:

  • “Cuando los de arriba son recompensados y los de abajo son castigados, más incluso si el pueblo no quiere obedecer las órdenes, se trata de órdenes que el pueblo es incapaz de ejecutar”
  • “Un comandante experto obtiene la victoria de la situación, y no la exige de sus subordinados. Selecciona los hombres adecuados y explota la situación. El que es capaz de usar la situación, usa a sus hombres en la lucha como rodillos o como bloques de piedra: la naturaleza de un rodillo es tal que en suelo llano permanece estático; en pendiente, se mueve. Un bloque cuadrado de piedra detiene cualquier cosa; si es redondo, arrolla”


Publicado enEmpresasGestión

3 comentarios

  1. Andre

    Hola de nuevo! Cómo te curras el blog tío!
    Paso a dar mi vana opinion: Liderazgo es uno de esos términos fanfarrones y absurdos con que el mundo empresarial y los masters nos untan de arriba a abajo como si fuera brea antes de darnos un baño de plumas.
    Ya sabes que soy más profano que nadie en el mundo empresarial, pero estoy familiarizado con el mundo agrario, que viene a ser lo mismo pero con una ropa menos elegante.
    En definitiva, el lider es el que más gana o el dueño del cotarro.
    Y lo que necesita un lider para ser buen lider es humildad. Justo lo que le falta a esos coroneles (que se permiten el lujazo de escribir libros tomándose como ejemplos a ellos mismos) y a ese país que representan, que será muy grande en todo, menos en humildad.
    Seguro que esos tipos no se ponían en primera linea de combate con sus soldados. Lógico. Ahora, para unas labores de jardín el primero. Y encima te lo cuenta en un libro.
    Esos gerifaltes americanos dan la misma idea de liderazgo que la EOI, con el video de Gladiator.
    Todo falso. Todo orquestado por los que están más arriba de esos líderes ficticios.
    El chino ese del arte de la guerra está mucho más proximo a Maquiavelo que a los coroneles norteamericanos.
    El chino ese si que retrató bien el percal.
    Mi consejo: no te creas nada, no confíes en nadie.
    Una pelicula: En Compañía de Hombres. Cuando el prota le dice a uno: Gilipollas, comprendes lo que es el mundo empresarial. Una escena genial.
    Un saludo

  2. Carlos

    Muy buen e interesante blog. Además, puede bajar el libro 36 ESTRATEGIAS CHINAS desde

    http://www.personal.able.es/cm.perez/36_estrategias_chinas.pdf

    Describe estratagemas como “moverse sin ser visto en el mar a plena luz del día”, “matar con una espada prestada” o “crear algo a partir de la nada”. Cuando usted domine estas 36 estrategias, estará preparado para encontrar soluciones a cualquier tipo de problema y será capaz de adaptarse a toda clase de circunstancias.

    Para más información, y más temas relacionados con la cultura china y japonesa: http://www.personal.able.es/cm.perez/

  3. Dávila

    Me ha servido bastante esta anecdota de liderazgo, si no tienes inconveniente, pasaré tu blog entre mis referencias para casos practicos. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.