Saltar al contenido

Homebrew Computer Club, el crisol de Silicon Valley

La primera imagen que nos viene a la cabeza cuando pensamos en una startup suele ser la de un garaje o la de una habitación de una residencia de estudiantes, de hecho así nacieron empresas como HP, Google o Facebook. La historia de la tecnología esta muy vinculada a emprendedores que arrancaron sus empresas con muchas ganas y pocos recursos, gente con talento que unía su pasión por la tecnología con sus ganas de aprender y, sobre todo, de compartir conocimiento.

Precisamente, en los años 70, muchos referentes de la industria de la tecnología tuvieron en común su pasión por experimentar con los primeros computadores y por compartir todo lo que aprendían. Esta actividad se desarrollaba en forma de clubs que se reunían en garajes o centros comunitarios, siendo el más importante el Homebrew Computer Club, que hoy en día está considerado como “el crisol de la industria de la tecnología”.

El Homebrew Computer Club se reunía en la ciudad de Menlo Park y estuvo en activo desde el 5 de marzo de 1975 hasta diciembre de 1986. Fundado por Gordon French y Fred Moore, el club tenía como objetivo ser un punto de encuentro entre aficionados a los computadores y la electrónica para compatir software e intercambiar trucos y conocimiento.

La primera reunión tuvo lugar en el garaje de Gordon French para, posteriormente, trasladarse al Community Computer Center de Menlo Park y también al Laboratorio Nacional de Aceleradores de la Universidad de Stanford. No solamente eran relevantes las reuniones periódicas del club, éstas daban pie a un boletín de noticias que, a modo de newsletter de las que recibimos en nuestro buzón de correo electrónico, reseñaba lo más relevante de las reuniones y convocaba a las siguientes citas del Homebrew Computer Club.

Gordon French 2013 - Homebrew Computer Club

¿Y por qué es tan importante el Homebrew Computer Club? A las reuniones de este club de aficionados acudieron personajes que han sido claves para la industria de la tecnología: Bob Marsh (diseñador del SOL-20), George Morrow, Adam Osborne (que fundaría la Osborne Computer Corporation y desarrollarían el primer ordenador portátil de la historia), Lee Felsenstein (diseñador del Osborne I), Steve Jobs, Steve Wozniak, el hacker John Draper (alias Captain Crunch), Jerry Lawson (creador del cartucho de videojuegos para consola) o, incluso, Bill Gates.

Curiosamente, la labor de este club de aficionados no suele ser muy conocida; un hecho que sorprende si tenemos en cuenta que el Homebrew Computer Club fue un catalizador del talento que recorría Silicon Valley, un lugar en el que compartir conocimiento, trabajar de manera colaborativa y donde se cimentaron empresas como Apple o Microsoft.

En el año 2013, 28 años después de la reunión que puso en marcha el Homebrew Computer Club, el Computer History Museum reunió a Lee Felsenstein, Ted Nelson y Steve Wozniak para recordar viejos tiempos y ofrecer a las nuevas generaciones su experiencia en este “club de aficionados” que pusieron en marcha la industria tecnológica, una reunión que vale la pena ver para aprender algo más sobre la historia de la tecnología:

Imágenes: Computer History Museum y Wikipedia


Publicado enTecnología

Sé el primero en comentar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.