Icono del sitio Los Habitantes de Kewlona

¿Qué debería revisar en mi startup al abrir una ronda de financiación? Un checklist básico

abrir una ronda de financiación

Es muy complicado, por no decir imposible, poner en marcha una startup sin financiación. El arranque pasa por dedicar horas de trabajo, apostar capital de los propios socios fundadores, quizás recurrir al entorno cercano y, una vez en marcha, abrir una ronda de financiación para llegar a business angels y fondos.

De financiación de startups y de valoración ya hemos hablado con anterioridad en el blog; sin embargo, hoy quería hablar de financiación y de rondas con una perspectiva distinta: ¿cómo plantear una ronda de financiación?

¿Cómo plantear una ronda? Quizás, viendo esta pregunta, te venga a la cabeza algo bastante obvio:

Y, aunque no te falta razón, creo que hay algunas cosas más a tener en cuenta a la hora de abrir una ronda de financiación y, precisamente, es donde hoy quería poner el foco.

El objetivo de hoy es ponernos un poco en la perspectiva de un inversor en fase inicial y repasar los aspectos básicos que debería cumplir nuestra startup cara a una ronda. Dicho de otra forma, vamos a hacer un checklist con los aspectos a repasar cara a abrir una ronda de financiación.

1. Un repaso a las fuentes de financiación

Como comentaba al inicio, toda startup (y prácticamente cualquier negocio) necesita dinero para arrancar y continuar la marcha hasta llegar al ansiado punto de equilibrio.

“El Valle de la muerte” es todo el camino a recorrer por una startup desde su inicio hasta que llega al punto de equilibrio, es decir, desarrollo del producto, lanzamiento comercial y momento en el que los ingresos y los gastos se compensan y se empieza a generar caja (y ser rentable)

Básicamente, a este tiempo que transcurre entre que arrancamos y llegamos al punto de equilibrio (momento en el que ingresos y gastos se igualan) se le conoce como “valle de la muerte” porque, precisamente, muchas empresas se quedan por el camino.

Para hacer esta travesía necesitamos combustible y este combustible es capital que puede venir por inversión (de los socios fundadores o de terceros) o a través de deuda. Hoy vamos a poner el foco en la inversión que, básicamente, se traduce en la entrada de nuevos socios en la empresa a través de una ampliación de capital en la que, a cambio, obtienen una participación de la empresa (acciones de la compañía).

Los tipos de inversores que entran en la empresa es algo que depende de múltiples factores:

Estas cuestiones son básicas antes de plantear una ronda de financiación porque hay fuentes de financiación que solamente son accesibles cuando hemos mitigado ciertos riesgos en la compañía y otras que, por ejemplo, dejan de tener sentido en determinadas fases porque el porcentaje de participación que pueden tener en la compañía es extremadamente pequeño…

Alguna vez he utilizado este gráfico de la Haas School of Business de la Universidad de California – Berkeley para explicar las distintas fuentes y su fase de entrada según los riesgos de la empresa (algo que hay que tener presente):

Fuentes de financiación para startups (inversión). Imagen: Haas School of Business, University of California Berkeley

2. Checklist a repasar al abrir una ronda de financiación. Aspectos básicos a revisar y tener en cuenta

Una vez hecho este breve repaso a las fuentes de financiación, toca entrar en materia y poner el foco en el checklist o aspectos a repasar a la hora de abrir una ronda de financiación y entrar en contacto con inversores.

Comenzamos:

Y, por supuesto, no hay que olvidarse del contexto económico en el que estemos porque, como nos podemos imaginar, en época de crisis las cosas se complican bastante…

3. Material complementario para saber más sobre cómo abrir una ronda de financiación

Para profundizar algo más en este tema, te dejo también algunas lecturas interesantes que, en mi opinión, te pueden ayudar a preparar tu próxima ronda:

Por cierto, 1×1 Media, editora de la serie de libros “Founder’s Pocket Guide”, también tiene publicado un interesante checklist para abordar el proceso de inversión con un business angel.

Es muy buen recurso porque aborda el repaso desde tres perspectivas: la preparación (repasando aspectos clave del negocio), el pitch (cómo vendemos nuestra idea al inversor) y el deal (cómo abordar el proceso de negociación y cierre).

4. Libros recomendados

Imágenes: Startup Stock Photos, Startup.co

Salir de la versión móvil