Ir al contenido

Algunas reflexiones sobre el salario de los fundadores de una startup

Hay un “tema cliente” que siempre genera debate en aceleradoras y, por supuesto, entre inversores y los socios fundadores de las startups. ¿El tema en cuestión? Está claro, el salario de los fundadores.

El tema de los salarios de los fundadores de una startup es un tema recurrente sobre el que, quizás, no hay una postura clara o un criterio de mercado.

El abanico de opiniones es tan amplio como agentes hay en el ecosistema.

No obstante, hay mucha información al respecto y las opiniones, evidentemente, están polarizadas entre las posiciones a favor de los salarios y las posiciones en contra.

Personalmente, creo que ambos argumentos tienen razón en ciertas cosas y este asunto no es un tema binario de “sí” o “no”; tiene sus grises, sus condicionantes y su contexto.

Salario de los fundadores de una startup: ¿sí o no?

HBO Silicon Valley Season 2 - salario de los fundadores de una startup

A priori, este tema puede parecer una discusión bizantina que no tiene fin; sin embargo, creo que es un tema muy importante porque, al hablar con startups e inversores, uno puede comprobar puntos de vista tan antagónicos que hacen complicadas e infructuosas algunas negociaciones de inversión.

Personalmente, parto de la base que para poner en marcha un negocio se debe contar con un colchón económico personal

¿El motivo? Es una señal inequívoca del compromiso con el proyecto y permite, además, poner el foco al 100% en nuestro negocio porque, para un tiempo determinado, nuestras necesidades básicas estarán cubiertas.

Arrancar sin colchón financiero tiene como consecuencia que no contamos con dinero para vivir y, claro está, puede pasar tiempo hasta que nuestro negocio genere caja como para poder pagar un salario a los fundadores.

Por tanto, será necesario buscar financiación, no solamente para realizar inversiones en marketing, pagar unos servidores o asumir los gastos de viaje para acudir a un evento; también hará falta dinero para mantener nuestra propia subsistencia (comer, vivir, dormir, etc.).

¿Entonces? ¿Los fundadores de una startup deben tener un salario? Mi respuesta, aunque parezca un sinsentido, es que sí y que no.

Dicho de otra forma, si el negocio permite retribuir a los fundadores (se genera caja y el EBITDA es positivo), claro que deben contar con un salario y es algo que no hay ni que discutir. En el caso que no se genere caja y, por tanto, el EBITDA sea negativo, sería algo a discutir porque hay muchos matices que se deben tener en cuenta.

La dualidad entre propietario y empleado

El propósito del socio de una empresa es el de procurar que la compañía maximice el valor que genera.

Por tanto, por su propia actividad (facturación, clientes, know-how, tecnología, etc.), la empresa debe ir valiendo más y generando un crecimiento en el valor de las acciones que poseen sus propietarios.

Los socios fundadores son también propietarios de la compañía. Es decir, su trabajo se ve reflejado en el aumento en el valor de sus acciones y, por tanto, su patrimonio está aumentando.

Esta reflexión me parece muy importante porque es muy habitual pasarla por alto.

Cuando los socios fundadores tienen un rol activo en la compañía, automáticamente, se tienden a poner también el “sombrero de empleados” y esperan un sueldo de mercado (como cualquier trabajador por cuenta ajena).

Sin embargo, el socio fundador es un propietario que trabaja. Es decir, su trabajo es también “una aportación de capital” de la misma forma que el inversor aporta capital a la compañía y también contribuye a aumentar el valor y dotar de recursos a la empresa para seguir creciendo.

De hecho, dedicar dinero al salario de los fundadores provoca 3 consecuencias:

  • Aumenta el cash burn rate de la startup y, por tanto, se acorta la vida de la compañía y se aumenta la necesidad de dinero en la empresa (abrir nueva ronda)
  • Los fundadores están obteniendo una retribución de la compañía antes que el resto de socios de la misma. Se genera valor y no todos los socios están compartiéndolo de la misma forma
  • La motivación intrínseca de poner en marcha un negocio para hacerlo grande se ve enturbiada con una motivación extrínseca de obtener una recompensa a corto plazo como un salario a final de mes

¿Y eso quiere decir que no deban cobrar nada? Por supuesto que no, solo digo que es un tema que se debe meditar y, por supuesto, debatir con el resto de socios.

En etapas iniciales creo que el salario de los fundadores debe ser lo más bajo asumible e ir incrementándose conforme el negocio vaya generando valor.

Salario de los fundadores de una startup

¿Se puede destinar el dinero de los inversores o el de los préstamos al salario de los fundadores?

Hace algo más de un año, le preguntamos a un business angel si le parecía bien que los fundadores de una startup dedicasen parte del dinero de la inversión a fijarse un sueldo. La respuesta fue un rotundo “no” seguido de:

mis inversiones son para hacer crecer la compañía y no para pagar una nómina a los fundadores

Sin duda, a la pregunta le faltó algo de contexto. No es lo mismo una compañía en fase muy temprana que está terminando su MVP y lo va a lanzar al mercado que una compañía con clientes, buenas métricas y con modelo de negocio que validado.

En el primer caso, donde está todo por hacer, la “gasolina” se debería emplear en salir lo antes posible del famoso “valle de la muerte” y esto pasa por dedicar los fondos a comercialización, a marketing y, por supuesto, a atraer talento que nos ayude a acelerar la compañía.

En el segundo caso, seguramente la compañía esté generando ingresos aunque no esté aún en punto de equilibrio (break-even point) y se está planteando encarar una fase de crecimiento en la que haya que incrementar el equipo, haya que fidelizar personas clave y, por supuesto, hay que sacar del barro también a los socios fundadores porque su compromiso y dedicación empieza a dar sus frutos.

No me parecería raro, en este segundo caso, pactar con los socios un aumento de sueldo razonable (y lo de “razonable” lo discutiremos más adelante) que les lleve de “mal vivir” a “vivir tranquilamente y de una forma agradable”.

¿Y si la compañía tiene un préstamo participativo o deuda bancaria? ¿Se puede poner un salario a los fundadores? En mi opinión, aplicaría el mismo ejercicio de prudencia que con un inversor porque, además, la deuda tiene una carencia y una vez que ésta se acaba hay que devolver el dinero.

Por tanto, pongamos el esfuerzo en generar caja y sacar de la misma el dinero “justo y necesario” para no ponernos una soga al cuello cuando haya que empezar a devolver el préstamo del banco o de ENISA.

El salario de los fundadores de una startup

¿Cómo debe ser el salario de los fundadores? ¿Salario de mercado? ¿Salario mínimo?

Samuel Gil de JME Ventures publicó hace poco unas interesantes reflexiones sobre el salario en startups.

Uno no se va a trabajar a una startup únicamente por dinero. Tampoco se funda una startup por dinero a corto plazo (sí que se piensa en el medio y largo plazo). Por tanto, no tiene sentido asimilar salarios de mercado en startups.

Samuel Gil señalaba en su artículo lo siguiente (y no puedo estar más de acuerdo):

Una startup debiera ofrecer salarios por debajo de mercado (al menos un 20% ó 30%) y compensar este menor salario con: instrumentos de capital (acciones, opciones sobre acciones, phantom shares, etc.) y con un entorno estimulante y lleno de oportunidades que permita el rápido desarrollo profesional.

Por tanto, con los fundadores pasa algo parecido en una primera fase. El foco está en hacer el proyecto grande porque el esfuerzo se va a ver recompensado en el aumento del valor del negocio.

¿Y cómo debe ser entonces el salario de los fundadores de una startup? En mi opinión, un gradual que vaya desde un salario mínimo a un salario objetivo que sea el de mercado menos 20% o un 30% y, conforme se vayan cumpliendo hitos de valor en la compañía, pactar con los fundadores un incremento en su salario.

De hecho, me parece interesante cara a financiadores (sobre todo cuando hay notas convertibles) planificar ese salario objetivo pero solamente pagar el salario mínimo.

Es decir, reconocerle a los fundadores ese derecho (si cumplen objetivos, claro está), pagar el mínimo y generar una deuda que, por ejemplo, se convierta también en capital social (haciendo que los fundadores se tengan que diluir menos si la nota se convierte).

Desde la óptica de un financiador, se muestra mucho más compromiso con el proyecto así que fijando un salario de 1.500 € netos a los fundadores de una startup que no tiene aún un producto en el mercado.

¿Compartimos reflexiones?

De todas formas, el tema del salario de los fundadores es un tema abierto y de múltiples opiniones y puntos de vista. Seguramente, haya cosas en las que no estemos de acuerdo y tengas opiniones distintas; estaré encantado de leerlas y que podamos intercambiarlas en los comentarios.

Al final, siempre hay que terminar aplicando el sentido común y pensar en todos los socios de la empresa, tanto fundadores como inversores, para buscar el bien común.

Hasta la próxima.

Imágenes: WOCinTech Chat (Flickr), Giphy.com, Bruno Cordioli (Flickr) y Startup Stock Photos y HBO

Publicado enEmpresasStartups

Se el primero en comentar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.