Icono del sitio Los Habitantes de Kewlona

¿Qué cosas hacen saltar un “red flag” a un inversor cuando analiza una startup?

red flag inversores

Las inversiones en startups rara vez son impulsivas y pasan por un proceso de análisis. De hecho, no todos estos análisis terminan en un acuerdo de inversión y, durante el proceso, hay operaciones que se caen porque aparecen lo que se conoce como red flag o “bandera rojas”. ¿Que significa una red flag para un inversor y por qué saltan estas alertas?

El otro día, hablando de la expresión “Skin in the game” y lo que significaba, creo que más o menos quedaba claro lo importante que es que haya alineamiento entre los fundadores de una startup y sus inversores (y las expectativas que tienen unos y otros).

Cuando esto no se percibe durante el análisis de la operación, al inversor le saltan estos red flags o banderas rojas que acaban desembocando en decir “no” a dicha operación.

Por tanto, una red flag para un inversor es una causa o un indicador que provoca, automáticamente, que se descarte la startup que se está estudiando y, por tanto, se caiga la operación y se vaya a invertir en la misma.

Teniendo en cuenta lo que implican las red flags, creo que vale la pena revisar algunas de las más habituales para que, a modo de checklist, podáis intentar ponerle remedio en vuestra compañía.

Comenzamos.

1. ¿Qué cosas vinculadas al equipo fundador de la startup hacen levantar un red flag?

Vinculado al “Skin in the game” que hablábamos el otro día, una de las red flags más habituales vinculadas al equipo fundador de una startup es la de los socios a tiempo parcial.

¿Por qué los socios a tiempo parcial es un problema que dispara una bandera roja? La respuesta, más o menos, se puede intuir:

Esquema de criterios de valoración de startups en fase temprana según Pear VC. El equipo tiene mucho peso en el arranque y esto es un factor clave porque se comprueba si hay capacidad de ejecución.

Otro aspecto que genera un red flag en startups que se apoyan en la tecnología es, precisamente, que la tecnología esté subcontratada y, por tanto, que no haya socios fundadores capaces de desarrollar el producto. Las causas son también bastante fáciles de adivinar:

Si esto va de hacer y construir y se esperan equipos multidisciplinares, también hay un red flag en equipos de 1 sola persona, es decir, las startup mono-founder que no han sido capaces de atraer talento o no quieren repartir participaciones cual emprendedor Gollum. Cierto es que Zoom arrancó con una persona pero lo habitual es ver un equipo poniendo en marcha un negocio.

El desalineamiento entre socios también es otro red flag que puede saltar cuando hay reuniones para conocer el equipo y, por ejemplo, aparecen algunos comportamientos como:

El cómo presentamos nuestra startup al inversor también dice mucho del equipo y, por tanto, es susceptible de generar red flags si:

Y, además, a esto sumamos una cosa que le escuché a Carlos Blanco comentar en una charla: tiene que existir un “fit” entre los fundadores de la startup y el inversor, es decir, también tiene que haber compatibilidad entre caracteres y personalidades, en la visión que se tiene del negocio y su futuro, en la forma de gestionar y hacer las cosas…

2. Las red flags asociadas al cap-table

Si hay una cosa que registra la realidad de una startup es, sin duda alguna, su cap table, es decir, cómo se ha repartido la tarta o las participaciones del negocio.

Por mucho que se intente ocultar o pasar de puntillas, el estado del cap table también es susceptible de generar red flags y, por tanto, el “no” de un inversor.

¿Y cuáles son los motivos por los que el cap table puede generar rechazo? Aquí algunas causas a tener en cuenta:

Y, aunque no está vinculado al cap table de manera directa, evitar a toda cosa la dilución y, por tanto, enrocarse con valoraciones muy altas y fuera de mercado también acaba desembocando en un red flag por parte del inversor.

3. Las red flags asociadas al negocio y el mercado

Los red flags no aparecen únicamente por cómo es el equipo o qué relación hay entre los fundadores y entre los fundadores y el inversor, también aparecen por causas vinculadas al propio negocio.

Algunas banderas rojas aparecen por causas como:

4. Otros casos que hacen saltar el red flag

Y, finalmente, otros motivos para que un inversor saque la bandera roja también pueden ser:

Y como resumen de todo esto de las red flags de los inversores, este vídeo de SlideBean es más que interesante y os recomiendo su visionado:

5. Lecturas recomendadas

Para finalizar, en el apartado de lecturas recomendadas, si tenéis interés en seguir profundizando en este tema de las red flags para un inversor os recomiendo lo siguiente:

Y en el apartado de libros, aquí algunas recomendaciones interesantes:

Nos leemos pronto.

Imágenes: Giphy, cottonbro en Pexels, Pear VC, Andrea Piacquadio en Pexels

Salir de la versión móvil