Ir al contenido

Mi experiencia en 4YFN: networking y contactos de calidad para las startups

La semana pasada se celebró en Barcelona el Mobile World Congress, una de las citas más importantes para el sector de la tecnología. Con más de 93.000 visitantes, según los datos de la organización, esta feria celebrada en Fira Gran Vía congrega durante 4 días a los players más importantes del sector de la tecnología y la movilidad y, por supuesto, a profesionales venidos de todos los rincones del mundo.

Además del MWC, Barcelona acoge distintos eventos paralelos aprovechando la gran cita del Mobile. Dentro de este ecosistema de eventos, podemos encontrar eventos independientes (que normalmente se celebran por la noche fuera de los recintos del Mobile) o eventos oficiales como 4YFN, un evento celebrado como “evento satélite” del MWC que está enfocado íntegramente al mundo de las startups.

4YFN (4 years from now), es un evento organizado por el MWC en Fira de Barcelona Montjuïc, es decir, el recinto ferial en el que antes se celebraba el MWC (y tuvieron que trasladar porque el lugar se quedó pequeño). En este evento, uno puede encontrar una zona de stands que representan a aceleradoras (Bayer, Telefónica Open Future_, Conector, Lanzadera, Spain Tech Center del ICEX, etc.), startups que acuden, a título individual, a mostrar sus productos y sus servicios o bien otras entidades vinculadas el ecosistema como pueden ser fondos de capital riesgo (Caixa Capital Risc, por ejemplo) o entidades comprometidas con el ecosistema emprendedor como Banco Sabadell (con su programa BStartup).

Acceso al 4YFN

¿Y qué puede encontrar uno en un evento como 4YFN? ¿Es importante que una startup acuda a este evento? Particularmente, creo que un evento como 4YFN tiene mucho que aportarle a cualquier startup siempre y cuando ésta esté dispuesta a participar de manera activa.

En 4YFN se celebra una competición de startups, hay un completo panel de conferencias y talleres, se celebran encuentros con inversores y uno tiene la oportunidad, incluso, de cruzarse por el pasillo con gente como Martin Varsavsky y conseguir “un minuto de oro” para hacerle un pitch de tu producto o tu servicio.

Con sus más de 8.000 participantes, 4YFN es una gran oportunidad para hacer buen networking, eso sí, el asistente debe poner de su parte, salir de su zona de confort y aprovechar cualquier oportunidad que se le ponga por delante.

Debo reconocer que ha sido un MWC muy distinto para mi. Hasta ahora solía asistir al MWC y ver gadgets; sin embargo, este año he asistido al MWC con un objetivo muy distinto: establecer contactos y servir de puente para las startups con las que trabajo. Dicho de otra forma, 4YFN era un excelente caldo de cultivo para poder establecer contacto con inversores (business angels, banca o venture capital), asistir a presentaciones de otras startups y poder ver sus puestas en escena y sus elevator pitch, conocer a otras startups para establecer sinergias o vías de colaboración, contactar con medios especializados en tecnología y startups y facilitar que nuestras startups también estableciesen contactos que puedan servirles de palanca para acelerar sus proyectos.

Open Future_ en 4YFN

De esto consiste este evento. Más allá de los talleres y charlas (que son muy buenas), 4YFN es un hervidero para hacer networking si sabemos aprovecharlo adecuadamente. Si vamos con un grupo, debemos evitar la endogamia; no tiene sentido estar constantemente con la misma gente con la que trabajamos a diario (para eso no te vas de viaje a Barcelona), hay que moverse por el recinto y localizar contactos que te pueden aportar valor y ayudar a que tu proyecto evolucione.

Es verdad que al principio es algo que cuesta un poco. Solemos ser introvertidos y nos sentimos cómodos si estamos con “caras conocidas” pero, realmente, debemos vencer esas barreras si queremos que nuestro proyecto avance y evolucione. Debo reconocer que el primer día me tocó animar un poco a nuestras startups a que paseasen por el recinto de 4YFN e interactuasen con otros asistentes; una vez vencidas las barreras, pudieron volar solos y todos han podido aprovechar el 4YFN (y el día en el MWC) para hacer contactos que, quizás, puedan hacerles avanzar en sus respectivos negocios.

Cuando estás empezando, no viene nada mal algo de ayuda. No es lo mismo ir a un evento con gente que te puede apoyar (presentándote a otros asistentes, introduciéndote a medios especializados o “colándote” en un cóctel para inversores) que ir solo; sin embargo, toda startup debe aprender a volar sola en este tipo de eventos. La ayuda inicial es bien recibida pero es obligatorio saber moverse, aprender a interactuar, saber presentarse o, incluso, tener algo de maña a la hora de introducirse en un círculo de personas que están asistiendo al mismo evento que tú.

Dicen que la práctica lleva a la perfección, así que si tienes una startup aprende a moverte en este tipo de eventos y, si estás dentro de un programa de aceleración, puede que no sea mala idea trabajar en este aspecto y potenciar este tipo de habilidades relacionadas con las relaciones públicas.

Por cierto, volviendo al inicio. ¿Volvería al 4YFN? Por supuesto que sí, es un evento fundamental para el ecosistema de startups, un lugar en el que volver a encontrar a viejos conocidos, desvirtualizar a gente con la que interactuabas a través de Twitter y conocer a nuevos contactos que, quizás, puedan aportarte mucho en el futuro.

Publicado elStartups

Se el primero en comentar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.