Ir al contenido

South Summit 2017: startups, inversores, eventos y networking

Debo reconocer que no soy de ir a muchos eventos. Sin embargo, junto al 4YFN del Mobile World Congress de Barcelona, uno de los eventos de referencia a los que asisto es el South Summit en Madrid.

Este ha sido mi tercer South Summit y, como en todo, la experiencia previa ayuda a aprovecharlo mucho mejor.

Si en mi primera vez en el South Summit no pude planificar mucho la visita, las reuniones y las conferencias; este año lo planteé de manera muy distinta.

El evento tiene lugar en la primeras semanas de octubre en Madrid. Este 2017 ha sido durante la primera semana del mes y allí que acudí a La [email protected], un espacio del Ayuntamiento de Madrid que actualmente se utiliza como “campus de innovación” y que anteriormente fue la fábrica de Boetticher.

Aunque está alejado del centro, creo que está mucho más preparado para este evento que la antigua sede, la Plaza de Toros de las Ventas.

Las salas de conferencias tienen buena acústica y es un sitio bien acondicionado para los eventos (y al menos, el tren de cercanías te lleva allí sin problemas desde Atocha).

El South Summit hay que planificarlo

El South Summit es un evento y, como todos, uno debe planificarlo.

No me refiero a marcarlo en la agenda únicamente, hay que mirar la agenda de ponencias y hacer tu selección, hay que planificar reuniones y encuentros, hay que hacer por enterarse quién acude para ver si podéis aprovechar para hablar y tomar un café…

Es decir, en los eventos hay que plantear objetivos: reuniones, encuentros, conferencias a las que asistir, gente a la que conocer o saludar…

Final de startups B2B! #pitches #SouthSummit

Una publicación compartida de Juan J. Velasco (@jjvr81) el

Al fin y al cabo, estamos dedicando tiempo y recursos (viaje, coste de la entrada, alojamiento, etc.) a asistir al evento y dicha inversión debe tener un retorno.

Dependiendo de nuestros objetivos, tendremos que plantearnos qué entrada vamos a necesitar.

En el caso del South Summit, poder estar cerca de inversores (en el lounge donde toman café) implica entradas que tienen un coste significativo (580 euros) y hay entradas gratuitas que no te dejan acceder a las conferencias.

Por tanto, uno debe tener en cuenta estos aspectos.

  • Si quieres conferencias y acceso a los inversores, plantéate una entrada corporate para poder moverte por el evento con flexibilidad.
  • Si solamente buscas dar una vuelta por los stands, tus posibilidades de encontrarte con inversores pueden disminuir aunque, esos sí, sus acreditaciones van marcadas con un identificador y los puedes reconocer si te los cruzas por algún pasillo.

Yo le suelo recomendar a las startups que no sean endogámicas. El objetivo de estos eventos es abrir nuestra red de contactos, no quedarnos únicamente con la gente que conocemos (para hacer eso, honestamente, no hace falta ir a Madrid y gastar tiempo y dinero).

Es decir, hay que intentar darse a conocer a potenciales clientes, partners o inversores que nos interesen.

Evidentemente, para esto hace falta algo de valentía y, sobre todo, “hambre” y ganas de hacer despegar nuestra startup pero, en teoría, para eso vamos al evento ¿verdad?

Pues aquí estamos!

Una publicación compartida de Juan J. Velasco (@jjvr81) el

Mi South Summit 2017

Mi experiencia de este año ha sido buena, quizás mucho mejor que las dos anteriores.

Había reuniones planificadas, selección de conferencias a las que asistir, objetivos de personas a contactar y, por supuesto, también han surgido encuentros y reuniones no planificadas que también contribuyen a alcanzar tus objetivos.

En el apartado de las conferencias, mi interés se ha centrado en inversión y también en innovación abierta.

Estuve en la presentación del programa de innovación abierta de Ferrovial, BuildUp!, un reto con el que esperan captar startups que aporten valor a Ferrovial en el mantenimiento de carreteras y hacer que éstas sean más seguras.

También asistí a mesas redondas sobre inversión con cracks como Jaime Novoa, Samuel Gil, Eneko Knorr, Iñaki Arrola o José del Barrio o una mesa redonda de lo más interesante sobre la inversión en startups de hardware (que me ha hecho reflexionar bastante sobre este tema).

También pude asistir algunas rondas de pitches en las finales de cada uno de los verticales que compiten en el South Summit como la “mejor startup“.

Siempre me gusta asistir a las presentaciones de startups por dos motivos:

  • Por un lado, me ayuda ver cómo presentan y qué material de apoyo utilizan, son buenas prácticas que luego puedo trasladar a las startups con las que que trabajo.
  • Por otro lado, me gusta escuchar las preguntas de los evaluadores del concurso. Son inversores profesionales que evalúan cada día startups de todo tipo de sectores. Qué plantean en su análisis y qué dudas les surgen también es un aprendizaje para mi trabajo y mi propio proceso de análisis de startups.

Particularmente, el South Summit es un evento que señalo, desde hace 3 años, en mi agenda.

Dejando a un lado el postureo y escaparate de los eventos de startups (stands, fiestas, fotos…); los contenidos son buenos y, planificando, es posible hacer buenos contactos y tener muy buenas reuniones.

Quizás, tras esta edición, salga algún proyecto nuevo. Quién sabe.

Published inStartups

Se el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *