Ir al contenido

Mes: junio 2008

El juego de las matrículas

En ocasiones cuando voy conduciendo, sobre todo cuando conduzco solo, me entra una especie de risa tonta cuando veo algunas matrículas de los coches con los que me voy cruzando.

Yo creo que tengo un problema: no sé desconectar, algo que intento y que poco a poco consigo, aunque sea en pequeñas parcelas: golf, cine, lectura…