Saltar al contenido

Ofipol, una TARDIS de versión española

Los aficionados a la ciencia-ficción, seguramente, tengan bien identificado el nombre de TARDIS y, de manera automática, lo asocian a la serie de la BBC Doctor Who.

La TARDIS (Time And Relative Dimensions In Space) es el nombre que recibe la nave y máquina el tiempo que utiliza el Doctor, el protagonista de la serie; es el vehículo que utiliza para desplazarse por el espacio y por el tiempo y que se caracteriza por dos detalles: es más grande por dentro que por fuera y su exterior es similar a una cabina de policía de Reino Unido de los años 60.

Estas cabinas, de color azul, cumplían un doble papel. Por un lado, tenían un teléfono conectado con la comisaría de policía más cercana y, por tanto, servían para que los ciudadanos contactasen con la policía o, incluso, pudieran plantear una denuncia. Por otro lado, servían a modo de “comisaría en miniatura” para los oficiales de policía y, además de la comunicación, eran una pequeña oficina con su kit de emergencias o su libro de incidencias. Hoy en día son una reliquia que asociamos a la serie Doctor Who de la BBC puesto que entre las comunicaciones personales por radio (el walkie-talkie) y la telefonía móvil han quedado totalmente relegadas a su desaparición.

Curiosamente, en España parece que se ha rescatado la idea de las cabinas de policía y durante este verano han vuelto a la vida en dos localidades con bastante afluencia turística: Málaga y Torrevieja. Bajo el nombre de Ofipol (Oficina Policial Permanente), la versión española de la TARDIS ofrece a los ciudadanos una oficina de denuncias en “teleasistencia”, es decir, en la cabina podremos mantener una videoconferencia para poner una denuncia y realizar otros trámites.

Ofipol en el puerto de Málaga

Por ahora es un experimento, el Cuerpo Nacional de Policía ha emplazado una cabina Ofipol en Málaga (situada en la entrada principal del puerto, como se puede ver en la foto) y la Guardia Civil ha instalado la otra cabina en Torrevieja con el objetivo de probar el sistema. Los servicios que se ofrecen son, básicamente, dos: denuncias y protección del usuario y ofrece soporte para varios idiomas. A la hora de plantear una denuncia, el usuario deberá introducir su DNI o NIE y se establecerá una videoconferencia con la comisaría de policía o bien con el cuartel de la Guardia Civil a cargo del sistema; al otro extremo habrá un agente y nos ahorraremos tener que ir a las dependencias policiales puesto que la denuncia se firma electrónicamente.

En caso de necesitar protección, la cabina se ofrece como “habitáculo seguro” en el que encerrarnos en caso de emergencia (robo o ataque) y llamar a la policía. Eso sí, según advirtió la Guardia Civil al presentar el sistema, si el usuario tiene cuentas pendientes con la justicia, la cabina lo mantendrá encerrado mientras llega una patrulla de la policía a sacarlo de allí.

La idea es bastante curiosa, debo reconocer que me llamó bastante la atención encontrármela al pasear por el puerto de Málaga este verano. De todas formas, entramos en el mismo problema de siempre con este tipo de iniciativas, sin formación al ciudadano o sin la correspondiente promoción, es posible que llegue a pasar desapercibida y las estadísticas de uso pueden ser tan bajas como para no continuar con el programa piloto.

Poner una denuncia puede ser bastante frustrante (entre colas y tiempos de espera), podría ser una buena forma de agilizar las cosas (igual que se pueden hacer a través de Internet y por teléfono) y conseguir efectividad en los trámites; sin embargo, tengo la sensación de que esto se puede quedar en experimento “pre-electoral” si no se hace énfasis en la concienciación y en el uso.

Por lo menos, España ya tiene su propia versión de la TARDIS y se llama Ofipol.

Imagen de cabecera: Rept0n1x (Wikimedia)

Publicado enTecnología

Sé el primero en comentar

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.